Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

Valencianos venden desayunos para reparar techo de iglesia de San Rafael en La Michelena

No hay dudas de la desinversión gubernamental en las instalaciones católicas. En Valencia, las iglesias están descuidadas, con una infraestructura que reclama mantenimiento y sus fieles preocupados por lo que pudiera pasar. El techo del templo de la parroquia San Rafael de La Michelena, tiene muestras evidentes de la desidia. Cuando llueve, las enormes goteras que se han abierto mojan gran parte del lugar y la única solución es cambiar por completo el manto asfáltico, pero no hay recursos para eso.

“Por ser mechihembrado la madera se está pudriendo porque le cae el agua directamente y eso genera muchas preocupaciones a la comunidad como creyente”, explicó el párroco de la iglesia, Edwin Jiménez.

El temor es que ocurra algo peor como lo sucedido en el templo de La Candelaria que se está cayendo a pedazos desde principios de junio y no se ha recibo apoyo de ningún tipo de los entes gubernamentales.

Un costo imposible de pagar

Ellos han hecho lo que han podido para salvar la Iglesia de San Rafael de La Michelena. Retiraron parte de los asientos donde cae la gran cantidad de agua, colocaron lonas en el techo para tratar de desviar la lluvia y ponen tobos y coletos en el piso para evitar que se mojen más los banquitos.

El padre Jiménez, quien está en la parroquia desde noviembre de 2019, aseguró que solo le han hecho reparaciones menores al techo. El mantenimiento más reciente fue hace 10 años pero en estos momentos se requiere retirar por completo el manto asfáltico dañado y cambiarlo por uno nuevo.

“La reparación del cambio de todo el manto, sin ver qué tan dañado está el machihembrado, suponiendo que la madera está bien, es muy costosa. El presupuesto más accesible que hemos conseguido es de cuatro mil dólares”.

Mientras tanto, alrededor de la iglesia de San Rafael de La Michelena la comunidad se ha organizado para realizar algunas actividades y reunir fondos, entendiendo que no es posible hacer algo macro por la pandemia y, cada domingo, venden pastelitos y desayunos.

“Sabemos que eso no es suficiente, pero es hasta donde podemos llegar”.

A la iglesia asisten alrededor de 600 creyentes entre las tres misas que se ofician los domingos, y entre 40 y 80 de martes a sábado. El llamado es a las autoridades regionales y municipales para que presten el apoyo necesario y se puedan seguir desarrollando las actividades normales en el templo.

La Iglesia de La Candelaria, también en Valencia, presenta problemas similares, como ha reseñado Caraota Digital. En el caso de este templo, se ha establecido una rifa para lograr reparar el techo.

 

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en Línea
Ver todos los comentarios
Maritza
Maritza
1 año hace

Por Dios no sean tan ratas,las iglesias católicas tienen más dinero que cualquiera,no lo digo iglesia por iglesia lo digo por vaticano,ustedes no se imaginan las riquezas que hay ahí entonces,porque los feligreses son los que tienen que trabajar para arreglar algo que les compete a ellos ,tantos niños mueren de hambre y no hacen nada por ellos,menos por un sitio en dond s muchas personas acuden a pedirle a Dios que interceda por cualquier cosa,bien sea por un milagro o ha que se le dé algo que están en espera

LO QUE ES TENDENCIA

Artículos Relacionados